Muskuy

Promocion Musical

Blog

Viveros hace melod�as desde la porter�a

Posted by Muskuy on 22 Ee abril Ee 2007 a las 23:13

Plutarco Viveros fue uno de los primeros jugadores del Chota que lleg� al f�tbol profesional del pa�s.
A inicios de los ochenta, dej� su natal Mascarilla, un poblado vecino de El Juncal, y se aventur� en  Liga de Quito, donde entonces atajaban el tambi�n chote�o Rodolfo �Pulpo� Bola�os -pionero de la regi�n en el balompi�-, Patricio Gallardo y H�ctor Chiriboga.

Apenas pudo jugar algunos partidos en la LDU de aquellos a�os, pero la experiencia en el conjunto �albo� le sirvi� posteriormente para tener un lugar en el San Pedro de Cayambe, de la Segunda Categor�a de Pichincha, y el 2 de Marzo de Atuntaqui, que jug� en la Serie B en los noventa. Todas esas vivencias las transmite a los arqueros del Imbabura, donde  se encarga de  entrenarlos. Sin embargo, esa es solo una de sus facetas.

El ex guardameta de 43 a�os es director del grupo Marav�, una de las bandas de m�sica afroecuatoriana m�s conocidas del   pa�s. �No en vano han salido a Corea y Jap�n�, revela el prefecto de  Imbabura, Gustavo Pareja, quien conoce la m�sica que hace Viveros. El  requintero, adem�s, practica cuando puede  mec�nica automotriz, actividad en la cual tiene un t�tulo profesional. Por algo lo han llegado a llamar el �Siete Oficios�.

Pero han sido  el f�tbol y  la m�sica las actividades en las cuales, al mismo tiempo, Viveros se ha destacado. Marav�, el nombre de una ave africana que se encuentra en extinci�n, combina los dos campos, ya que est� formado por chote�os que tambi�n se han identificado con el balompi�.

No en vano dos de los mejores amigos de �dison M�ndez y Cl�ber Chal� integran la agrupaci�n. Se trata de H�ctor Espinoza (bong�) y Esteban Borja (g�iro). El primero es compadre de la actual figura del PSV holand�s y Borja es   cercano al experimentado centrocampista de El Nacional.
 
Completan la banda chote�a Gustavo, Patricio y L�ster, parientes del preparador de goleros, adem�s de Atahualpa M�ndez y Byron Colorado. Todos provienen de  poblaciones de la regi�n.
  
�Nuestra m�sica es alegre, cadenciosa, similar a los ritmos tropicales que se escuchan en Am�rica y a los sonidos ancestrales de �frica. Por eso somos Marav�, que es un ave que est� por extinguirse en Madagascar.

Luchamos para que nuestra m�sica siga viva�.

Quienes han visto tocar a Viveros, como Jorge Su�rez, nieto de la famosa Rosal�a  (la propietaria de los tradicionales helados de paila de Ibarra), sostiene que es � de primera. Es m�s, Plutarco hasta toca el requinto  con la boca�.

El ex arquero nunca se niega a producir los sonidos de su instrumento con los dientes. Una t�cnica que la aprendi� de un otavale�o. �Se llamaba Georgio. Un d�a lo vio tocando as� y me dije  ��qu� loco!�. Le ped� que me ense�� y hasta la fecha sigo con esa ma�a�.

Viveros reconoce su pasi�n por la m�sica, pero niega ser bohemio. Sostiene que el alcohol ha llegado a matar la carrera de decenas de futbolistas y de j�venes jugadores de El Chota. No da nombres, pero reconoce que es un fen�meno que se repite hasta hoy. 
 
En el Imbabura, dos de los tres arqueros que juegan en el equipo han pasado por sus manos: Daniel Viveros, el titular, y Peter Espinoza. �S� que somos parientes con Plutarco, pero no s� exactamente en qu� grado�, sostiene el primer arquero, quien subraya la rigurosidad del trabajo del preparador.

El requintero tiene dos hijos. El segundo quiere ser golero, pero no como el pap�, sino como Geovanny Ibarra, de El Nacional. �Un d�a me dijo: �Papi, pat�ame (el bal�n), que soy Ibarra�. No me defraud�. Un d�a le present� a Giovanny y �l, muy g�ntil, le regal� los guantes�. 

Hoja de VIDA Plutarco Viveros

Su trayectoria.  Empez� como  profesional en LDU. Luego pas� por el San Pedro de Cayambe (donde comparti� la titularidad con la hoy figura de TV Juan Carlos Castillo) y el 2 de Marzo de Atuntaqui. Como preparador, estuvo en la escuela de Agust�n Delgado y en el l Imbabura FC.

Como m�sico.  A los 43 a�os, dirige la agrupaci�n musical chote�a Marav�. Su instrumento preferido es el requinto.

La familia.  Viveros es casado. Sus hijos son Nathalie, de 17 a�os, y Erick, de 12.

Tomado de el DIARIO EL COMERCIO

Categorías: Ninguna

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

Already a member? Iniciar sesión

0 comentarios

G-SFMCJH7PF3.